Ir al contenido principal

EL contacto con el cliente.

Las manos del abogado.
____________________________________

Los abogados debemos poner especial atención y cuidado a nuestros gestos manuales, pues nuestros interlocutores les asignan significados universalmente aceptados con independencia de la cultura en que nos encontremos.
Y ello es así, ya que los ademanes o movimientos que realizamos con las manos tienen como principal función complementar nuestra conversación, ilustrando y subrayando lo que estamos diciendo. Por lo tanto, el movimiento de las manos tiene una función enfática y descriptiva, subordinado al mensaje oral. De esta forma nuestra conversación adquiere mayor solidez y fuerza para la transmisión del mensaje.
En tal sentido, vamos a poner nuestro granito de arena y en este post nos centraremos en el empleo de las manos del abogado durante la visita o consulta del cliente, fase de suma importancia, pues nuestra actuación durante este tipo de reuniones está directamente relacionada con los procesos de captación y fidelización del cliente.
Para ello, hemos de partir de la base que en estos casos el contacto con el cliente es muy cercano, ya que estamos sentados a una distancia aproximada de 1 o 1,5 metros, lo que implica que el cliente está empleando sus cinco sentidos (especialmente la visión) en percibir y evaluar todo lo que transmitimos a través de nuestro lenguaje verbal y no verbal. También hemos de considerar la circunstancia de que estaremos sentados, exponiendo a la visión del cliente solamente la parte superior de nuestro cuerpo, pues la parte inferior quedará oculta tras y debajo de la mesa.
Unido a lo anterior, hemos de recordar que cuando el cliente se aproxima al abogado, aquel se encuentra en una situación de dependencia respecto a éste, quien se supone dispone de los conocimientos y capacidades para resolver el problema del cliente. Por lo tanto, durante la consulta el abogado debe transmitir seguridad, confianza y tranquilidad.
Dicho esto ¿Cuáles son las reglas más importantes para el uso de las manos durante la consulta?
Vamos con ello:
1ª.- No realizar gesto alguno que transmite falta de interés.
2º.- Manos abiertas:
- Colocar las manos abiertas formando ángulo de 90 º realizando un corto pero enérgico movimiento de arriba abajo transmite seguridad y experiencia sobre la materia que estamos tratando.
- Colocar las manos abiertas pero con las palmas hacia abajo transmite seguridad en lo que estamos diciendo.
- Colocar las manos abiertas con las palmas hacía arriba formando ángulo de 45 º transmiten sinceridad y honestidad respecto de la materia tratada.
- Colocar las manos abiertas hacía arriba significa que estamos pidiendo algo a nuestro interlocutor o incluso perdón por algo.
3º.- Manos cerradas.
- Colocar las manos entrelazadas implica autoridad y seguridad.
- Cerrar los puños o un puño y acariciarlo con la otra mano puede considerarse como signo de incomodidad, enojo, ira o cierto nerviosismo.
4º.- Otros movimientos.
- Si cruzamos los brazos estamos poniendo una barrera con el interlocutor que viene a significar que no estamos de acuerdo con lo que está planteando o no estamos cómodos con el cliente (mucho cuidado con ese gesto).
- Tocarse la cara, el pelo, la oreja o el cuello nos hace parecer nerviosos o vacilantes.
- Juguetear con algún objeto puede considerarse una falta de cortesía y distracción.
- Realizar gestos que rompan la línea del cuerpo (abrir las manos exageradamente) se asocia a pérdida de control.
-Golpear ligeramente la mesa con los dedos implica impaciencia.
- Manos o dedos en la mejilla, se asocian con que estamos evaluando algo de lo que se está debatiendo.
A la vista de este elenco de movimientos y sus significados, ya disponemos de una valiosa información para observarnos y aprender las técnicas asociadas, de modo que así podremos ganar en coherencia (pues un gesto inapropiado va a conllevar necesariamente a la incongruencia de nuestro mensaje) e igualmente, nos ayudará a dominar la habilidad de conocer con más profundidad el mensaje que se está transmitiendo por nuestro interlocutor (el cliente también habla con las manos).
Para concluir este apartado, señalar que las manos nunca deben dejarse a su aire, ajenas a lo que se transmite, debiendo siempre evitarse los gestos bruscos, lo que no limita el empleo de gestos enérgicos.
                       Un gran aporte del Dr. OSCAR FERNANDEZ LEON




Comentarios

Lo más visto

Valoración de las pruebas en el Proceso Penal

No podía la alzada, bajo la premisa de una presunta falta, contradicción o ilogicidad manifiesta en la motivación de la sentencia apelada, intervenir y modificar la valoración de las pruebas  SSC 390° del 18/05/2016 MÁXIMA.- Sobre la no necesidad de celebrar audiencia de amparo. Máxima reiterada .  La Sala considera que el procedimiento de amparo constitucional, en aras de la celeridad, inmediatez, urgencia y gravedad del derecho constitucional infringido debe ser distinto, cuando se discute un punto netamente jurídico que no necesita ser complementado por algún medio probatorio ni requiere de un alegato nuevo para decidir la controversia constitucional. En estos casos, a juicio de la Sala, no es necesario celebrar la audiencia oral, toda vez que lo alegado con la solicitud del amparo y lo aportado con la consignación del documento fundamental en el momento en que se incoa la demanda, es suficiente para resolver el amparo en forma  inmediata y definitiva .

Exhibición en el juicio de pruebas no admitidas. Requisitos de carácter intrínsecos y extrínsecos de la prueba.

Autor: Abogado Roger López Al respecto, es oportuno referir lo señalado por el autor Rodrigo Rivera Morales, en su obra “Actos de Investigación y pruebas en el proceso penal”, que en cuanto a la exhibición de los documentos menciona que:  “ Hay una práctica errada en presentar sorpresivamente documentos en la audiencia oral con el fin de reconocerse su firma y contenido. Al respecto hay que indicar que no puede haber medio probatorio sorpresivo; si no ha sido presentado en la oferta probatoria no puede presentarse en la audiencia oral, porque sería sorpresivo causando indefensión, evidentemente al permitirlo el tribunal está causando indefensión.” (Rivera Morales, Rodrigo. Actos de Investigación y pruebas en el proceso penal. Librería Rincón, Primera Edición, 2008, Barquisimeto, Venezuela, página 462.)  De este modo, el Juez de Juicio no debe  indebidamente en el debate ordenar la exhibición de un documento, una experticia o cualquier otra prueba si no han sido incorporados en el pro

PRUEBAS. Nulidades e Incorporación ilícita de pruebas al proceso.

Pruebas. Nulidades e Incorporación ilícita de pruebas al proceso. SSCP N° 232 del 16/06/2016 Temas relacionados:  Exhibición de pruebas no admitidas para debatirse en el juicio oral.  y (Sonido) Exhibición de Pruebas MÁXIMA.- En el debate oral, pueden incorporarse otras pruebas a las presentadas y admitidas por el juez de control en el acto de la audiencia preliminar. Dichas pruebas son: a) las complementarias por cuanto su conocimiento es posterior a la referida audiencia preliminar; b) las ofrecidas por las partes en virtud de la nueva calificación jurídica advertida por el juez de juicio o por la ampliación de la acusación mediante la inclusión de un hecho o circunstancia que no haya sido mencionado y que modifica la calificación jurídica o la pena del hecho objeto del debate; y, c) las nuevas pruebas surgidas con motivo de hechos o circunstancias nuevos que requieren su esclarecimiento. Comentario del autor: A lo anterior debe agregarse las pruebas conocidas por las parte